Beneficios de la música: tu gran aliado para practicar deporte

¿Eres de los que nunca se olvidan sus auriculares mientras entrenas y practicas deporte? Si estás por la montaña practicando running, en el gimnasio levantando pesas, en la carretera pedaleando, y no tienes tu música predilecta acompañándote, ¿te cuesta entrenar con normalidad?

Aunque pienses que son manías, o una mal vicio del que no tendrías que depender para poner a prueba tu físico, ¡existen suficientes motivos científicos que demuestran que la música nos ayuda a concentrarnos con mucha más facilidad! Siendo ésta un poderoso aliciente para practicar cualquier tipo de deporte: fitness, yoga, bici, etc.

¡Solamente necesitas encontrar tus canciones adecuadas! Sigue leyendo si te interesa saber por qué la música puede ser un gran compañero a la hora de ejercitar cuerpo y mente.

De tus oídos al cerebro, y luego al músculo

Tom Stafford, del departamento de psicología de la Universidad de Sheffield, asegura que “si hay una cosa cierta es que la respuesta se produce en el cerebro, y no en los músculos que estamos ejercitando”. Sus estudios confirman que la combinación mágica de música y ejercicio estimulan al deportista y permiten elevar increíblemente su rendimiento. La gran pregunta es, ¿cómo lo hace?

Para responder a ello primero necesitamos entender cómo funciona nuestro cerebro en relación al aparato motor que regula cada uno de nuestros pasos y movimientos. La región hemisférica encargada de generar inputs i señales para mover cualquiera de nuestros músculos es la área conocida como corteza motora. Esta región cerebral es vital durante el entrenamiento ya que planea todas y cada una de las características de nuestros movimientos y a la vez ayuda a la sincronización de las acciones.

Así pues, los compases, ritmos y mensajes motivacionales propios de tus canciones favoritas pueden colaborar (cuánto más rítmico y dinámico es el ejercicio mejor) a la hora de ponerte a prueba en tu rutina de actividad física diaria para conseguir mejoras sustanciales en el rendimiento.


Beneficios y ventajas más destacadas

¿No nos crees? Aquí va una pequeña lista, realizada por médicos y psicólogos deportivos, de los principales beneficios y ventajas de escuchar música mientras practicas ejercicio físico:

- El sistema circulatorio se beneficia enormemente, puesto que al escuchar música el diámetro de los vasos sanguíneos puede llegar a aumentar hasta un 28%.

- La música favorece tu estabilidad emocional mientras practicas deporte, puesto que contribuye a dejar de lado la sensación de cansancio y fatiga, y mejora la motivación; fuera los pensamientos negativos.

- Gracias a los tempos o indicaciones temporales que aporta la música, se favorece la sincronización.

- La música y el deporte unidos reducen el estrés y la ansiedad.

- El aprendizaje de nuevas habilidades se convierte en un proceso mucho más rápido y favorable.


Y tu, ¿ya escuchas música mientras practicas deporte? ¿Te resulta cómodo, o aún no has encontrado los auriculares ideales?

Cuéntanos tu experiencia debajo, en los comentarios.