Los dragones nunca se rinden

Holaaaaaa!!!!!! 

"A veces que crees que no puedes y te sorprendes comprobando que sí, en ese instante comprendes que lo difícil no estaba en dar el primer paso sino en el camino que te llevo a darlo ... " ¿Os acordáis cual fue el camino que os llevo a dar vuestro primer paso? 


Me presentaré, soy Bego tengo 44 años y llevo con orgullo mi L de novata, jamás creí que podría correr más de 1 km cómo tampoco creí que podría participar en una maratón. 

 ¿Porque una persona que jamás ha hecho deporte se embarca en una aventura así? Sencillamente por la suma de dos excepcionales motivos y una amiga loca que te lía (que seria de nosotros sin amig@s así, verdad?). Uno de esos motivos es Marcos, de @mueveteporlosquenopueden, uno de los hombres más admirables que he tenido la oportunidad de conocer, alguien que aún con su baja visión no duda en recorrer cada rincón de España para dar visibilidad a las enfermedades raras y el otro motivo es mi niña, se llama Mara, una luchadora incansable, tiene una enfermedad ultrarara (síndrome de Pitt Hopkins) con la que convivimos desde hace más de 5 años, no es el mejor compañero de camino para que engañarnos, pero tampoco le vamos a permitir que nos estropee las vistas. 


Cuando alguien que no conoces te escribe te cuenta su proyecto y te dice "vamos a correr la maratón de Zaragoza y me gustaría contar con vosotras" no puedes decirle que no, piensas 6 meses ni idea de por dónde empezar pero adelante. No os voy a mentir los primeros días fueron duros, pero sobreviví a las agujetas a los madrugones y a los miedos... y llegó el gran día!!! El día en que 9 guerreros nos volvieron a dar una lección a todos y es que ellos están acostumbrados porque cada día corren su propia maratón y si algo me ha enseñado mi hija es a no rendirme, por eso ese día todos los voluntarios fuimos las piernas de todos ellos. Correr una maratón en cierto modo es lo que vives cuando tienes un hij@ con una discapacidad, sufres, sufres ,sufres, todo es cuesta arriba, empiezas con ilusión, vas gastando tus fuerzas y llega el cansancio, los calambres, quieres tirar la toalla, llega un momento que te duele hasta el alma, buscas dentro de ti, no sabes de dónde pero sacas fuerzas, te superas, a veces incluso vuelves a flaquear pero remontas porque sabes que no te puedes rendir, sabes que tienes que llegar hasta el final y cuando llegas a la meta al igual que cuando tú hij@ consigue un logro sientes que ha merecido la pena, sabes que ha sido duro pero la felicidad y la satisfacción es infinitamente mayor al sufrimiento y de ahí vuelves a sacar energía suficiente para la siguiente carera. 

 No completé la maratón, hice 28 km cuando en realidad iba a hacer 15km, así que yo también me superé y lo conseguí por ellos, por Guille de Valencia, Mara, Enzo y Hugo de Zaragoza, Valentina (hija de la amiga loca) de Madrid, Nerea, Andrea, Sara y Leila de Barcelona, porqué ellos pase lo que pase jamás perdéis la sonrisa, jamás se rinden.. 


Marcos gracias, gracias por haberme cambiado la vida, gracias por cruzarte en mi camino. Tú mí amiga loca, por muchas locuras más juntas , te quiero Marian. David, gracias por aguantarme por seguirme y por ser el mejor papá que Mara podía tener. A la familia de Ubuntu Runners por muchos kilómetros más juntos. Y a vosotros cada vez que penséis en tirar la toalla, recordad a estos pequeños guerreros si ellos pueden vosotros también....Que no nos falte la fuerza. 

Sigue a Bego
en Instagram!